Mi demaquillador favorito

Como ya saben, no me maquillo NUNCA, a pesar de que me gusta cómo se me ve y disfruto maquillándome, detesto demaquillarme. Siempre quedo como mapache o termino con ardor en los ojos de tanto que me froto con el demaquillador para sacar TODO el rimmel. A pesar de haber usado varios tipos de demaquillador, desde el bifasico, en crema o aceite hasta los pañitos (que limpian hasta los zapatos más sucios), no encuentro ninguno que me convenza del todo.

Foto: yourbeauty-ourmission

Foto: yourbeauty-ourmission

Buscando opciones que me solucionaran el problema, encontré varias interesantes pero ésta fue la que más me gustó, probada y comprobada, además no irrita y elimina hasta el rimmel waterproof:

  • Agua, ½ cucharada de shampoo para bebé “sin lagrimas”, ¼ de cucharadita de aceite de almendras, coco o de oliva, un recipiente pequeño de vidrio con tapa.
  • Echar el shampoo en el recipiente, agregar el aceite y revolver. Echar suficiente agua para llenar el recipiente y revolver otra vez. No olvidar mezclarlo cada vez que quieras usarlo.

Leí en alguna parte que echarse aceite mineral (aceite de bebe) puede causar irritación y que usar aceite de oliva también, pero también leí por ahí que el aceite de oliva es buenísimo para nutrir las pestañas así que este demaquillador sigue ganando.

Recuerda siempre embeber un algodón con la mezcla y dejarlo sobre las pestañas un ratito para que ablande el rimmel y el maquillaje. No permitas que el demaquillador entre en tus ojos ni frotes con fuerza para que no se te irriten.

Hay otras opciones, aunque no sé qué tan efectivas sean, ahí se las dejo por si se animan a probarlas:

  • Receta de yogur natural: aplica una capa de yogur en tu rostro, deja 10 minutos y retira con un algodón o gasa que puede estar mojado con un poco de agua tibia.
  • Leche tibia: calienta por unos segundos unas cucharadas de leche y embebe un algodón. Aplica en el rostro con pequeños golpecitos y en las partes donde te has maquillado más (como ser los ojos), presiona un poco más fuerte, aunque no demasiado para no irritar ni hacer doler. No te olvides de enjuagar bien después de terminar.
  • Aceite de oliva: es ideal para las que tienen la piel seca. Simplemente, coloca algunas gotas de aceite de oliva en tu cara y con pequeños masajes esparce por todos lados. Retira con una gasa humedecida con agua tibia. Si tu rostro quedó demasiado aceitoso, enjuaga con jabón neutro y agua tibia. El aceite de oliva es ideal para quitar el maquillaje de los ojos, porque no hará que esta zona tan delicada no se irrite.
  • Manzanilla y aceite de oliva: realiza una infusión de manzanilla y deja que se enfríe. Empapa un algodón y añade unas gotas de aceite. Aplica en el rostro, sobre todo en los ojos. Sirve para cuidar esa zona sensible y a la vez reducir la hinchazón de ojeras y bolsas.

¿Y tú, qué demaquillador usas? Cuéntame, comparte tu experiencia con nosotros.

Anuncios

Puedes dejar tu comentario aquí

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s